Social Icons

miércoles, 19 de junio de 2013

EL RECUERDO EN PALABRAS

Hoy mis compañeros y amigos me han ofrecido una comida para celebrar mi jubilación. Os adelanto las palabras que he escrito para mi familia y para ellos. La verdad que me siento algo nervioso a dos horas de dicha celebración. Prometo subir las fotos lo más rápido que pueda.

A mi mujer. A mis hijos y a mi  compañera de viaje. Sin ellos nada sería posible en mi vida.
Queridos compañeros y amigos, queridas compañeras y amigas:

Somos breves y nos cuesta darnos cuenta de ello. La insoportable levedad del tiempo, de la que algunos escriben y de la que muchos hemos reflexionado, tuvo su contrapunto en mi existencia, el día que tras la muerte de mi madre, me dije que siempre viviría en mí, mientras la llevara yo en mi recuerdo. El recuerdo es como la energía, ni se crea ni se destruye, se transforma. Y la energía es la vida que no cesa, que sigue día tras día y con ella va el recuerdo, regenerándose al unísono …día a día, minuto a minuto.
¿No es el recuerdo de las cosas,   la experiencia de los que nos antecedieron, de nuestros maestros, músicos, poetas, novelistas, arquitectos o inventores,  lo que va generando vida en nosotros y transformándola?
Este verano tuve la ocasión de visitar la tumba de mi admirado Antonio Machado y comprobé que él seguía vivo, que mi mente seguía recordando aquel verso que de joven y de mayor me conmueve: Y cuando llegue el día del último viaje y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontrareis a bordo ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la madre.
No es el tiempo lo que me asusta pero sí el olvido.
El recuerdo como fe, he aquí mi verdadera espiritualidad a la que quiero anclarme para llevaros a todos dentro de mí…
Si olvido mi niñez, perderé ese niño que aún llevo dentro. Si olvido mi educación…nada volveré a aprender. Si os olvido a vosotros, los que estáis y los que se quedaron en el camino…¿En qué espejo me miraré?
Parafraseando a Unamuno abundaré  con sus frases en las que habla, que con maderas de recuerdos ármanos nuestra esperanza y solo el que espera vive. Vuestra esperanza y la mía es lo que nunca debe ser un recuerdo.

La jubilación me ha producido curiosamente sensaciones muy contradictorias, desde mi deseo por levantarme más tarde hasta la desazón de estos primeros días sintiéndome extraño hasta en mi propia casa. Igual es por no haber hecho  el curso de entrenamiento para un envejecimiento activo…Supongo que todos los cambios conllevan un periodo de adaptación…y yo tendré que hacer mi propia travesía por el desierto…Tened por seguro, que aunque camine solo, me sentiré acompañado…Y volveré a ver la película de nuestra historia, con sus ensayos y errores, no es mi historia por eso digo nuestra historia, porque cada uno de vosotros en mi vida tenéis un papel determinante y me he modulado conforme me habéis enseñado.
El camino ha sido largo…Venido de Begíjar de mano de mis maestros y sin embargo amigos Gabriel  y Angustias, deserté de la tiza para trabajar en la Junta de Andalucía. Eran tiempos de cambio y casi todo estaba por hacer. A su lado trabajamos duro, festivos incluidos.¡La gran suerte fue contar desde muy pronto con unos compañeros excepcionales! Unos, los veteranos y experimentados, Paco Cantero y Mercedes Sánchez la Fuente, personas que me enseñaron mis primeras letras en la Administración. Otros jóvenes aún estudiantes…que cambiaron el perfil de los entonces llamados campamentos: Sebastián Gallego, Javier Sánchez Camacho o José María Lozano…codo a codo con sus coordinadores Andrés Palacios y cómo no con Carmina. Otros, jóvenes recién titulados….metieron mecha en las Residencias y en el engranaje administrativo: Los Naveros de pro y excepcionales personas como Manolo Carrasco,y Joaquín Román. Mis  amigas Marisi Carmona y Luisa Ortega, ambas de una arrolladora personalidad. Aquello comenzaba a funcionar… Así fuimos enseñándonos unos a otros…y la Junta de Andalucía….comenzó a vivir sus mejores momentos.  Delegados con los que hemos  trabajado muy a gusto estarán presentes siempre en mí reconocimiento  como Pedro Martin y José Luis Castillo y a la actual Maria Angeles Jiménez, a la que conocí como concejala en La Carolina hace ya varias décadas.
Tengo que reconocer sin pudor alguno que la etapa de Juventud además de apasionante me dejaron una pléyade de amigos. Que fue la niña de mis ojos, y los que hoy se han sentado en estas mesas, son para mí como una familia imposible de no querer. Gracias Jóvenes, me disteis lo mejor de vosotros.
Los años pasaban, mi Juventud también y mi recorrido giró de rumbo, para terminar en los Servicios Sociales. Confieso que no tenía mucha idea de ellos….La suerte volvió a sonreírme con los compañeros con los que me encontré..Todo me lo hicieron fácil y todo cuanto sabían me lo enseñaron,  me refiero a Manolo López, Lola Niño y Antonio Castillo….del que hasta hace unos días dejamos de ser pareja pero sin rupturas ni divorcio ¿Cómo olvidarse de ellos? Bienvenida de la que lamento su ausencia por motivos de trabajo y yo recorríamos los barrios, conociendo a nuestras entidades y sus problemas..Barrios de Linares…Jaén ¡ Parecíamos voluntarios de cualquier ONG!
María José García Lizana, fue con mucha paciencia por su parte, la que me fue introduciendo y yo asimilando, en los principios y la esencia de los Servicios Sociales…Labor continuada por Lola Jiménez que con su buen hacer y  sus buenas maneras…hizo un cohesionado Servicio.
A mis queridos compañeros del Programa Solidaridad, con Isabel Fernández a la cabeza y otros que le antecedieron en el puesto como los amigos Elías y Pepe Martín , que supieron hacerme intimar con el más recóndito secreto de los mas desfavorecidos y sin embargo iguales como personas como cualquiera de los aquí presentes. Nada hubiera sido igual sin el acompañamiento de unos grandes técnicos, como Pepe de la Riva, Esperanza, Ángela Hernández y juntos a ellos el equipazo administrativo armando todo el trabajo de los demás…: Nuestro queridísimo Dani, la incansable  Dori a la que agradezco su esfuerzo por estar hoy aquí y a Manolo Beltrán un enorme luchador. Mi reconocimiento a los recién incorporados Teresa, Mari Loli, Pilar, Andrés y mi sustituto Antonio Jiménez, ¡vaya compañerazos!
Todos vosotros en Solidaridad me creasteis la adicción de colaborar con vosotros  grabando, grabando sin parar expedientes para ser los mejores. ¡Cómo voy a echar de menos mis pipas! Cosas sencillas pero necesarias para vuestro buen hacer.
No puedo dejar de reseñar a mis queridos veteranos, no por la edad sino por el tiempo juntos en el servicio: José Francisco Moya, uno de los mejores profesionales que conozco, Ángela Gallardo…el ejemplo de lucha sin gritos de la mujer  por la igualdad, es para mi un orgullo , haber compartido mi tiempo de trabajo con el de ellos.
La austeridad que tan de moda está, alcanza sus máximos niveles entre mis queridísimos compañeros,  Paco Rus, que siempre le digo que es el mejor aliado de la Merkel, y puede que hasta que  sea verdad, es rubio y alto como los alemanes….trabajo y más trabajo,  un  excelente compañero y además nos avisa de cuando la prima está en riesgo o el tiempo que se prevé. Otra, la compañera  Brígida, que para mí es mucho más que Abnegación…y Entrega. En el lado opuesto a la austeridad ……Isabel Pareja, nadie mejor que ella entendió  que la crisis se combate con anticrisis…¡Buen humor, liberté, egalité y comprar, comprar, comprar! ¡Pedazo chicas, las dos…Leo entre las líneas de vuestras manos mucho más que felicidad que es la que deseo para todos!

Cerraré estas citas nombrando a nuestra decana mas reciente tan coqueta ella y una de las  mujeres más elegantes, que ya me antecedió en su despedida de jubilada y disfruta de su merecido descanso,   nuestra  amiga Concha Saníger.
Gracias Gracias Mati , gracias Francisco, gracias Paco Calahorro por acompañarme en este día tan importante. Citaros hoy  es mi pequeño homenaje para todos vosotros que como he tratado de explicarme al inicio, suponéis gran parte de mi vida en el trabajo con el que he tratado de intimar, porque es el más recóndito secreto de mi vida y de lo que he anhelado ser. Solo un trabajador.
Esta comida que me habéis organizado, quiero, quería agradecerla, solo como sé hacer, con mi más íntimo reconocimiento a todo lo que me habéis dado y recodaré aún en el crepúsculo de mi memoria.
Imagino que volveremos a hablar juntos, tal vez con un canto más profundo. Entre todos seremos más nosotros, yo creo  que así nos encontraremos en otro sueño, construyendo todo lo que está a la deriva……..No miento es posible, lo han hecho ya, lo está haciendo día a día, Inés Carrasco. Todos juntos a ella construiremos otra torre en el cielo.
Queridos compañeros, es mucho el bagaje con el que parto hacia nuevas rutas, las dificultades las conozco, vuestro aliento me sigue, lo siento. No me perderéis, viviré en sintonía entre vosotros compartiendo mundo.
Aún es primavera pero la calidez de vuestros actos predice un próximo verano, que ahuyentará la frialdad de nuestros corazones. Nuestra sudor brotará como el agua de un oasis, para saciar al caminante. El sol volverá a salir cada mañana y sus rayos serán nuestra guía como faro en la noche para navegantes. Y al verano, le seguirá el otoño. Buscaremos las últimas rosas del jardín de la primavera ¡Brotes de otoño! ¡Colores de amor esperado! ¡Senderos alfombrados de mil colores que preludian el adagio de un invierno sin frío! Invierno de fantasías junto al fuego del amor que prendió por primavera! Astillas que arden lentas…hasta dejar solo las cenizas del recuerdo ¡Nunca del olvido! Las rosas de primavera, las que aún quedaban en el otoño, no marchitaron en verano…Cuando llegue mitad de marzo, el invierno se habrá ido y los árboles frutales volverán a brotar…Nada se para, nada se va, todo queda, todos estamos, cambiamos y volvemos a empezar.

Gracias a Todos. Os quiero.
Publicar un comentario
 

Sample text

Sample Text

Sample Text