Social Icons

miércoles, 29 de octubre de 2014

De vivos y muertos


Y el dolor del tránsito se hizo dinero. Nunca sabré si en el duelo de mi hermano, son más lágrimas por su pérdida, por la ruina de incinerarlo o pagando un rodal en campo santo. Vivimos de muchos pensados supuestos. Como todos los que hace mi amigo el Gilo, no es que los viva él, es que casi todo lo supuesto, somete a debate. Pocos lo entienden más que incondicionales "amigos". Un día mi amigo Pepe, dejó de leerlo hasta otro día. Yo lo leo entre líneas y adivino hasta el punto de perdonarle, pedirme un cuestionario para tratarnos un poco más amigos pero sin comillas....Pero no hablaba de vivos sino de muertos. 
Cada año por estas fechas, los caminos a campo santo se pueblan de mujeres y hombres asidos a sus ramos de flores y útiles para limpiar la efímera morada de sus seres más queridos. Cada año, por noviembre; se nos presenta a la muerte como algo cierto, ahora que se tiende a esconder el duelo, de nuestras vidas cotidianas, en sofisticados tanatorios a la par, que por veinticuatros horas convertirnos en protagonistas del que se ha ido, gafas oscuras, trajes negros. Los tiempos cambian, los rituales también, los sentimientos no. ¡La pena es que del dolor, se haga un negocio! 


Aunque los duelos con pan, son menos, parece que son buñuelos y huesos de santo, más propio para tal fin por Santos y Finados. El muerto al hoyo y el vivo al bollo. 
Nada de lo hasta ahora escrito, tiene más fin que escribir de algo tan sabido, de la vida o muerte, siempre tan llevados y traídos, que parece que nos va la vida en ello. En realidad me estoy preguntando por los vivos que viven y sienten, que ansían y quieren. Qué ansían y quieren o si aman. Me sorprende tanta poesía amorosa, cuando tan escaso de amor andamos. Y es que no se anda, se siente. Ésta quizás sea mi propia respuesta, dime de lo qué hablamos y me contestaré, qué me me falta. 
Cada año por estas fechas recordamos al ser querido. ¿Querido o amado? No oculto que a veces tengo prontos de añoranza, sin encontrar respuesta. Quise pero a mi manera, quiero a mi manera. Cada uno como sabe o quiere, lo peor es que creo que nunca supimos qué es querer amando, vivir amando, morir amando. Controversias de mi mente, condicionada por una vida que más que amar, quiere, más que darse, recibe. Esperando recibir sin darte, un día todo será más que una mera mercancía. Llevarán flores, trajes negros y gafas oscuras. 




Recuerdos de una fábula de un burrito, tan bueno, tan noble, que murió muerto de hambre, cuando todos corrían con cebada para llevarla a su ya, gélida boca. 
Lo peor de todo lo escrito es que cada día que amanece, siento que no amé, solo quise, con quién hablo a solas, con todos los que me amaron y yo solo quise. Ya son más los que se fueron que los que quedan. Simplemente yo en puesto de espera. Si quedara tiempo de arreglar esto…Si yo pudiera. La luna y noche espera larga para hablar entre la vida y ellos. Los míos. El mundo y a todos los que se fueron amando. 
De los muertos no se siente pena, sino de los vivos que tanto son capaces de odiar.

Hasta la próxima entrada hermanos, que seáis felices.

La nota de humor:



Publicar un comentario
 

Sample text

Sample Text

Sample Text