Social Icons

miércoles, 15 de enero de 2014

Las épocas de nuestras vidas

Esqueleto saqueado, pronto / no estorbará tu vista ninguna veleidad./Aguantarás el universo desnudo.


Es enero. Parece que este año, la gripe ha madrugado y a más de uno nos tiene rezongando por la molesta tos y los peores estornudos. En esas estamos amigos, urgido por mi obligación de escribir e intentando terminar de leer el libro de Antonio Muñoz Molina "Todo lo que era sólido".... Y se leyó. Mi memoria ocupó mi mente y vagó por el tiempo, los años cincuenta...los segadores y el polvo de la mies extendida en la parva, secando las gargantas..en calzón corto los chiquillos arreando a los mulos para trillar más deprisa o para emular esa carrera de gladiadores de la película Ben-Hur....La misa, la escuela, la leche en polvo, la beca, el catecismo y vuelta a las labores de la tierra.¡Parece que fue ayer!...No. Era otra época. Después vino la televisión, los estudios, los seiscientos y el agua potable que por fin llegó a los pueblos. Comenzaba la segunda época. Ahora no sé en que época vivo, todo ha cambiado tan rápido y en tan poco tiempo que a veces olvido cómo eran las cosas antes. Sé que puedo contarlas porque están ahí, entre el recuerdo y el olvido. ¿Hay que contarlas? El esfuerzo de lo manual, el ingenio de la necesidad, el talento perdido por la subsistencia,  la perseverancia como método para alcanzar mejor bienestar, el trabajo como única herramienta lícita para prosperar, la sencillez y la moderación formaban parte de nuestras vidas corrientes en un sistema autoritario y vigilado dónde no existía libertad, dónde la iglesia y la autoridad civil eran cosas muy parecidas. ( De esto último, me di cuenta muchos años después).

¡Parece que fue ayer pero esta época no es aquella! La postguerra había durado varias décadas, Franco no sé si supo o no pudo controlar que la libertad llegaría pese a todo a España. Mi generación nuevamente vivíamos en la incertidumbre del futuro. No temíamos ahora, perder el pan y aceite de cada día, pero sí pensábamos  en que "los ruidos de sables" nos devolvieran a nuestros orígenes. Poco a poco la joven democracia se fue asentando y una enorme tarea por empezar fue puesta en manos de los partidos democráticos. España fue creciendo en todas sus dimensiones. Sus viejos demonios también. Se avanzó mucho. ¡Tanto, que el pueblo erigió a un becerro de oro fundido, para adorarle! El dinero llegaba por todas partes, en forma de deuda. Los terrenos a expandirse en forma de urbanos, aún en extremos secarrales. El pelotazo primero, luego la especulación fueron las primeras palabras que se aprendían en el nuevo mundo empresarial. ¡Diecisiete estatutos, café para todos! España crece.¡Más fiesta! A la política, no llegaban los mejores, sino los mejores oteadores. ¿Educación, para qué? Tres mil euros por poner ladrillos. ¡Que estudien ellos! ¡Que inventen ellos! La España de siempre asomaba de nuevo su rostro. Un endiosado país, incrementaba sus necesidades segundo a segundo, levantando innecesarios templos para un solo dios. Los fastos se sucedían cada vez más vistosos y deslumbrantes. Nadie nos decía nada, todos lo veíamos y todos callábamos. Como en la torre de Babel, todo de golpe se vino abajo. Nadie entendía a nadie.Nadie entendía nada. El pueblo comenzó a emigrar de nuevo. Creo que esta segunda época también ha terminado. Los años me impiden ver, cual es la que a mis hijos les espera. Quizás a los de mi generación como sostiene Muñoz Molina, debamos contar lo que sabemos. En realidad tendría que contarles muy poco: Solo lo que se hace con esfuerzo y mimo es lo que perdura en el tiempo. No repitáis los mismos errores que nos han llevado a otra época mucho más incierta.


¡Vaya yo puse en mi título del post, la brevedad del tiempo, pero no tanto caray! Mirad que acabo de leer:
"Hoy no basta con alcanzar la meta que buscábamos, porque nada dura, ni el trabajo, ni la pareja, ni las filiaciones políticas o religiosas"
Leer más: El totalitarismo de nuestra época (que no se puede criticar ni combatir) - Noticias de Alma, Corazón, Vida http://bit.ly/1m7Mx1k

¡Y el Madrid solo a tres puntos del Barsa y Atlético! !Campeones, campeones!

Buenas noches hermanos, sed felices y no discutáis en la pareja:


Imposible de imaginar, cómo un persona puede pintar con esta genialidad: Ya me diréis si no: 




Publicar un comentario
 

Sample text

Sample Text

Sample Text