Social Icons

lunes, 28 de abril de 2014

Reirse, es recomendable para la salud


Y cuando cierro mis ojos, aun pesaroso por tu desdicha, no dejo de evocar la pintura de tu risa, engalanada en tus labios rojos. De tarde en primavera, hasta nacida la luna llena, caminábamos entre olivares, beso tras beso, mecidos en la inmensidad de estos mares. Otro beso chiquilla que aún no salió la luna, estamos a tiempo. Tarde en primavera, pasión de verano, otoño que presagia tu desdicha, de un temprano invierno pálido, fría tu risa que ya no siento.
Cuento mi vida por tardes de luna llena en primavera, por besos nacidos en tus labios rojos, por recuerdos de la pintura de tu risa engalanada. Amo el sol que ahoga el frío de tus labios, lloro la crueldad de un invierno tan tempranamente joven, para ti. Río, cuando recuerdo, tus besos cruzarse con los míos. (Recuerdos de amores tempranos)

Tanta trascendencia puse en la vida que se me olvidó reír. Dos son las  risotadas que se quedaron grabadas en mi alma, la primeras de las carantoñas de mis padres, muy pequeño yo, las segundas las del amor temprano. Luego, la joven madurez para ganarte la vida, se fue encargando de marcar el sentido de las arrugas en la cara, que son como la biografía de tus equivocaciones, la cuantía de lo que te has reído o llorado.
Liberado de las cadenas del trabajo y de la vida en toda su formalidad, aprovecho y recupero el recuerdo de la sonrisa, de la carcajada, de las cosas vistas de otra forma, para maquillar esos surcos que delatan escasez de sonrisas, sobrados de días grises.

Me dicen, mis repetidas equivocaciones en la vida, que todo puede verse desde otro punto de vista. ¿El mejor? El que menos daño, te infrinja. Por ejemplo una biografía puede ser escrita de muchas maneras, Miguel Gila tuvo la genialidad de virar entre el surrealismo y la realidad creída.

 

Miguel Gila ha supuesto para varias generaciones, el español que hizo amable, la tragedia de nuestra guerra, si esto es posible.


En el fondo el humor, el poder reírse, es el más certero signo de inteligencia cristalina, emoción intensamente humana, que nos eleva, somete nuestros miedos, nos protege a la vez que nos hace más cercanos. Sentimiento universal a veces tan de espaldas de la Literatura, cuando ésta se reviste de pompas y  boato insufrible.
Todos los pueblos tienen a sus grandes humoristas, los que hacen odiseas de ellos en forma de risa humana, franca, sincera, sencilla. ¿Quién no recuerda a Mario Moreno Cantinflas? ¿Mr Bean? ¿Hermanos Marx? ¿Monty Python?  ¿Charles Chaplin?....Les Luthiers.  Esta entrada puede que quede larga, pero quizás más divertida si os dejo testimonio, de cada uno de los mencionados, grandes del humor y grandes del espíritu. 



Pese a las traducciones, los hermanos Marx, estarán por muchos años en el panteón de nuestras memorias. Esta secuencia, por más que repetida en cualquier medio....no deja de ser testigo del futuro del ayer.


Rowan Atkinson, da vida al muy popular personaje de Mr Bean, inocente y torpe ciudadano que nos hace reír con su mímica y desenvoltura para salir airoso de sus enredos.


Los Monty Python estuvieron prohibidos en España, hoy marcan tendencia en nuestras compañías de teatro y de humoristas. 



De Charles Chaplin se ha dicho todo, no necesita presentación. El humor universal, el humorista silencioso que cuando hablaba nos dejaba mudos, Escena del Gran Dictador: 


Les Luthiers ha conseguido tener éxito en todo el entorno de habla hispana, aunando a la perfección humor y música con los más variopintos instrumentos.



La capacidad de reír juntos es el amor ( F. Sagan)

Que lo disfrutes hermano. Sed felices. Hasta la próxima semana.


Publicar un comentario
 

Sample text

Sample Text

Sample Text