Social Icons

lunes, 23 de junio de 2014

La noche de San Juan. Ritos


Mis días se llenan de ritos y liturgias que me hacen recordar el día en que de nuevo amanezco. Al ponerme a escribir una nueva entrada, voy pensando en todos mis amigos y conocidos que se llaman Juan, a los que mañana tengo que felicitar. A la hora que se publique esta entrada, media España, celebrará la noche de San Juan. Mi tierra es un país de fiestas, liturgias pero sobre todo rituales. Me gusta ver divertirse a la gente, me gusta divertirme, saberme que hoy no es igual que ayer, cada vez que la luna se duerme en un nuevo amanecer.
Recuerdo ese bonito cuento, que regalé a uno de mis hijos, antes de haberlo yo leído "El principito". Me acuerdo como al ir arroparlo a su cama y lo veía dormido con el libro entre las manos, se lo cogía para yo también leerlo. Creo que este libro ha sido más leído por los padres que por los hijos, más por los mayores que por los niños. El niño atendido ya sueña, ya quiere, juega y ríe, pregunta y calla en su propia fantasía. El padre, el mayor, esconde a su niño y solo a escondidas si puede se adentra también en sus propios cuentos, que son sus sueños.


El principito preguntaba al zorro, cuando éste, afirmaba, que eran buenos los ritos ¿Qué es un rito? luego de haberse conocido, después de saber lo que cada uno buscaba. El zorro le respondía: Es lo que hace que un día sea diferente a los otros días, una hora de las otras horas. Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. El jueves bailan con las muchachas del pueblo. El jueves es, pues, un día maravilloso. Voy a pasearme por la viña. Si los cazadores no bailaran en día fijo, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.

Hoy es media España la que baila y canta, entre fuego y agua, conjurados en una noche de magia cuando no de superstición y rito. Esta noche, entre diversión y agua, cada uno expresará su danza, unos pasando sobre las ascuas del fuego, otros con un remojón entre olas, siempre entre olores a parrilla de asados, cerca el vino del porrón.


Solsticio de verano, primavera recordada dónde prendieron miradas cariñosas, esta noche tal vez, la mirada se torne verbo, seguramente su primer beso. El fuego, el amor, el agua...Trinidad de misterio, expresado en un deseo. Darse un baño de agua, asegura salud para el resto del año, cruzar las brasas a pie, saltar las llamas de la hoguera, siete o nueve veces, asegura protección para él y los suyos. Siguiendo la leyenda, si quieres encontrar tu amor, pon dos velas en tu dormitorio y un papel con las iniciales y de no conocer a la dama, escribe A.G. (Alma Gemela). Leyendas y sortilegios, buscando siempre un deseo, casi siempre el del amor.
El ser humano necesita manifestaciones y fiestas rituales para relacionarse con sus semejantes. El rito se convierte en un instinto de ruptura con la rutina y cotidianeidad de la vida, cuando no es la liberación de la angustia de realidades amenazantes en su diario y muchas veces tediosos momentos.
El deseo rompe con la peligrosa tendencia de la racionalización de lo antisocial y depravadores signos de la actividad mercantil. Es un deseo que busca comprender el mundo y celebrar sus acontecimientos importantes, más allá de la satisfacción con la comida, vestido y bebida.
Es cierto que pan y circo es una frase acuñada y una regla maquiavélica, que trata de callar al pueblo, impidiendo que piense. El ritual es una creencia, tal vez mítica, basada en leyenda, o en dioses, pero siempre enmarcada en un contexto grupal que tiende a reforzarse y cohesionarse.
No es día de filosofías, sino de animarse para preparar los espetos y el fuego, a la orilla de la mar, en la plaza del pueblo, o con el amigo que hace tiempo que no ves. Que no falte armonía, agua ni fuego, un buen juego y expresar un deseo. Por si acaso lleva dos velas rojas, lápiz y papel para poder escribir dos letras si en verdad buscas, tu Alma Gemela. Todo es posible. Es la noche de San Juan.
No olvides que esta noche, has de quemar todo lo viejo que hay en ti y dejar en la danza del fuego, en un papel tu deseo. La luna con su hechizo, la magia con sus trucos, por una noche, convertirá en puro sueño, una noche, un deseo y por qué no, una realidad...

Mi papel ya lo he escrito, mi deseo,aprendido en el Principito, aquí lo vuelco. ¡Ojalá las estrellas esta noche se iluminen para que puedas encontrar la tuya!
A todos los que celebran su día, a todos los pluseros llamados Juan o Juani, que disfrutéis de un buen día.
Hasta la próxima semana, que seáis felices.
La nota de humor a través de Mr. Bean

Publicar un comentario
 

Sample text

Sample Text

Sample Text