Social Icons

lunes, 2 de junio de 2014

El ladrón de tu tiempo. Un año de bloguero

Dedicado a los que han entrado en mi alma durante este tiempo.

En la espiral de este túnel llamado tiempo, quedé atrapado con la velocidad del rayo, prevenido para no ser un hombre ocioso, una vez jubilado. Hoy hace un año que escribí el primer "post" de este blog. Siento las fauces del enemigo devorando mis días, robando mis noches buscando siempre mi vida a su lado. La mano escribe sin tiempo, todo cuanto escribo es consumido a mayor velocidad, el contador se dispara en una carrera suicida del que huye para olvidar. Tal vez debiera ser más breve pero es que no tengo tiempo para serlo. Quise escribir para explicar no sé, qué cosa de la vida, ni de la muerte. Un año después, me he quedado sin nada que contar, sin saber que explicar y lo que es peor me he quedado sin nada que ofrecerte.

Debería estar celebrando este aniversario y lo hago con un vaso de agua delante de mí. Al menos tomaré un sorbo, la boca se me ha quedado seca, no de hablar mucho, sino de hablar con nadie. La realidad es que fui un ladrón de tu tiempo, una y otra vez, cada semana. Cada "post" me ha parecido una pesada burla, repetida hasta el hartazgo cuarenta y cuatro veces al año. Ocho semanas me guardé, buscando lo intemporal, desnudando a la muerte y hoy me encuentro como un ladrón atrapado en el espacio de mi cuarto. Un bloguero sin historia.¿ Quién habría de celebrarlo ?

A fin de cuentas, he leído en los blogs que todo es una inconsistencia, que el sentimiento, la sensación, la felicidad y esta escrita palabra, nace y muere en nuestra mente, como una corriente que va encendiendo o apagando neuronas. A fin de cuentas, escribir es un chiste que entretiene. A fin de cuentas cuando me estremezco leyendo un poema, no siente mi corazón, que solo late sangre, sino un chispazo en mi frente.

Menuda acogida tendrá este post, cuando sea publicado. ¡Qué horror!....Atrapado el ladrón del tiempo perdido...No sé si debiera decir adiós. Si borrar todo lo que he escrito. Mejor que no, si esta entrada no gusta, tengo otros principios...en la manga. Mejor despedirse sin decir adiós.

Mejor contar la verdad, al menos es una pequeña historia. Tal vez, alguien me podrá perdonar, ¿ Otro ladrón ? Entre ladrones anda el juego. La historia comenzó con un sueño. Un funcionario aburrido de su peregrinar entre expedientes y despachos, pensó que cuando se jubilara, tendría tiempo para contar algo importante a sus futuros nietos, algo que ellos vieran, que tocaran y leyeran. Sí, un libro sería ideal, un libro ilustrado con fotografías, música y hasta vídeos de cosas increíbles....Un libro que fuera un best seller por cuarto año consecutivo. La mano que escribe sin tiempo, el abuelito famoso, entrevistado y elogiado en cualquier país del mundo. Ellos, mis futuros nietos, me querrían y estarían a mi vera, haciéndome preguntas, jugando en los verdes prados, en las finas arenas acariciadas por la blanca espuma del mar. Al fin la inmortalidad.

Esta es la verdadera historia de un bloguero que cumple un año. Bebiendo agua para celebrarlo. Creo que ha sido así. Pero no estoy seguro. Los hombres que mañana seremos nuestros propios fantasmas, somos preciosos cuando nos damos cuenta de nuestra finitud. Como bloguero, no dejaré de escribir hasta ser cuatro años seguidos best seller desde New York hasta Hong Kong. Alcanzada la inmortalidad, dudo sin embargo, si los nietos vendrán.

Chisporroteos de una tarde tormentosa, agitan mi mente, encendiendo colores grisáceos, desvaneciendo los intensos rojos, de apasionadas celebraciones nocturnas. Esta tarde es de agua, el agua del vaso del brindis, por un año de bloguero. 
En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según del color / del cristal con el que se mira. ( Campoamor)

Hasta la próxima semana.¡ Que seaís felices, hermanos !

La nota de humor:








Publicar un comentario
 

Sample text

Sample Text

Sample Text